lun

23

feb

2015

VERDADERA HISTORIA: De la Ciudad de El Tigre

El estudio de la historia de la ciudad de El Tigre en los últimos años ha permitido grandes avances en el campo cultural y educativo, que nos permite a los hijos e hijas de esta maravillosa tierra, conocer los verdaderos orígenes de nuestro pueblo (hoy ciudad). A través de este trabajo documental de campo se presenta un resumen de las investigaciones más importantes, editadas con relación a la historia local, al mismo tiempo, el responsable del Proyecto de Aprendizaje: 

“CONOCIENDO LA VERDADERA HISTORIA DE LA CIUDAD D EL TIGRE”, desea destacar en el mismo, aspectos como: Las primeras fundaciones, La visita de Alejandro de Humboldt, Los hatos de los Monagas y, Teodoro Falcón Campos, La etapa petrolera (inicio y ocaso) y otros datos de gran interés que, ayudarán a comprender mejor la interesante y complicada historia de El Tigre, que tal vez no es tan joven como lo pintan. Finalmente, se espera que este trabajo sirva de apoyo pedagógico y didáctico a maestros(as), profesores(as), estudiantes y todo aquel venezolano o venezolana que se interese por el estudio de la historia nacional, regional y local. 

EL TIGRE NO ES TAN JOVEN COMO LO PINTAN
EL TIGRE NO ES TAN JOVEN COMO LO PINTAN

El tema del estudio de la historia de la población de El Tigre (Municipio Simón Rodríguez), ha sido objeto de diversos análisis e investigaciones por parte de muchos historiadores, cronistas, poetas, periodistas e investigadores de diversas ramas del saber humano; todos con un solo propósito: establecer los verdaderos orígenes del nacimiento y fundación de este noble pueblo (hoy ciudad). Para la realización del Proyecto de Aprendizaje: “Conociendo la Verdadera Historia de Mi Ciudad”, el responsable de este trabajo documental-de campo, consultó los siguientes autores: En el libro, Historia del Estado Anzoátegui, el autor, Constantino Maradei (1981) dice: “La Misión religiosa de Nuestra Señora del Socorro del Caris, debe su nombre al río Caris, que nace en la Mesa de Guanipa en las cercanías de los Farallones de Chimire y, desemboca en el río Orinoco.

Fray Iñigo de Abad, quien visitó el pueblo el 17 de octubre de 1773 nos dice, que eran tierras fértiles, aunque anegadizas y que, los indios se mantenían de la caza y la pesca; tenían 32 familias con unos 120 habitantes”. En el libro, El Tigre Ciudad Cincuentenaria, el autor, Calazán Guzmán (1983) dice: “Su fundación oficial arranca de la perforación del pozo petrolero OG-1”, iniciada el 23 de febrero de 1933 por una cuadrilla de trabajadores petroleros procedentes del Estado Zulia”. En el libro, Historia Gráfica de un Pueblo Petrolero, el autor, Juan R., Raydán (1993) dice: “Cuando los pueblos no tienen pasado, carecen de inmanencia…..El pasado se ve, se viene hasta el presente…..En el pasado afirmamos nuestra existencia…..El Tigre se fue haciendo a empellones de vida, deprisa y de naufragios. Porque muchos quedaron en su tierra arenosa…..Con los años vinieron migraciones y cambios”. 

NACIMIENTO DEL TIGRE
NACIMIENTO DEL TIGRE

La historia de la fundación de El Tigre, es la misma de Venezuela y de la mayoría de los pueblos y ciudades que conforman nuestro territorio, ya que, para la llegada de los “invasores españoles” (3 de agosto de 1498) entre los indígenas venezolanos no se conocía ningún tipo de historia escrita; lamentablemente nuestros pueblos originarios no llegaron a desarrollar la escritura, que es la base de la historia. Posteriormente, los “invasores españoles” al ver que no podían someter a los indígenas por la fuerza, idearon e inventaron las Misiones Religiosas, estas misiones nacen en el Estado Anzoátegui (1650) cuando llegan los primeros Frailes misioneros a tratar de “evangelizar” a más de 8000 indígenas que habitaban la región. 

Al mismo tiempo, los Frailes Franciscanos de las Misiones Observantes de Píritu, van a ser los responsables del nacimiento de casi todos los pueblos del Estado Anzoátegui. Con las misiones se buscó la construcción de algunos pueblos en la Mesa de Guanipa, que sirvieran de contacto o unión entre Barcelona y Guayana. Las tribus aborígenes que habitaban el territorio del actual Estado Anzoátegui antes de la invasión española, eran las siguientes: Cumanagotos (tribus caribes), palenques, arawuacos y, las tribus caribes que habitaban las riberas del Orinoco. Al momento de la llegada de los invasores españoles, los aborígenes que habitaban este territorio ya habían abandonado el nomadismo y no sólo estaban sedenterizados, sino que, formaban naciones o grupos afines en lenguas, costumbres y vida social. Con la llegada de los misioneros Franciscanos, cesó el nomadismo errante. 


 LAS PRIMERAS FUNDACIONES 
El territorio del actual Estado Anzoátegui, que durante el período colonial formaba parte de la Nueva Andalucía (1568) comprendía los actuales Estados: Nueva Esparta, Sucre, Monagas y Anzoátegui; en el año 1731 el territorio de la Guayana, que pertenecía al Virreinato de la Nueva Granada, pasó a formar parte de la Nueva Andalucía hasta 1753 cuando es incorporada nuevamente a la Nueva Granada y, en 1777 pasó definitivamente a formar parte de la Capitanía General de Venezuela. En la parte sur del Estado Anzoátegui, existe una inmensa planicie, que se eleva a 250 metros sobre el nivel del mar con suelos secos, arenosos y apenas cubierta por una sabana boscosa de pequeños árboles (pajonales, chaparrales, mantecos y mereyales) a esta extensión de terreno se le conoce hoy día como: La Mesa de Guanipa, la cual tiene una extensión de 6.000 kilómetros cuadrados y, políticamente está conformada por los municipios: Simón Rodríguez (El Tigre), Aragua de Barcelona, Pedro María Freites (Cantaura), Francisco de Miranda (Pariaguán) y, San José de Guanipa (El Tigrito). Es en esta Mesa de Guanipa, que a partir de mediados del siglo XVII y comienzos del XVIII frailes Franciscanos pertenecientes a las Misiones Observantes de Píritu, llegan a esta región con el propósito de fundar pueblos para “evangelizar” a los indígenas.
Las primeras misiones establecidas en esta región fueron las siguientes:
NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO DE EL CARIS: Fundada entre los años 1756 y 1761 esta misión debe su nombre al río Caris, que nace en la Mesa de Guanipa en las cercanías de Chimire y desemboca en el río Orinoco. 

SAN MÁXIMO DE EL TIGRE: Fundada en 1776. 

SANTA GERTRUDIS DE EL TRIGRE: Fundada en 1794. Estas misiones estuvieron ubicadas en el sitio denominado “merecural” entre las márgenes de los ríos Caris y Tigre (en este sitio, hoy día está ubicado el municipio Simón Rodríguez, cuya capital es El Tigre). Con la fundación de las “misiones religiosas” se buscó la construcción de algunos pueblos en la Mesa de Guanipa, que sirvieran de enlace entre Barcelona y Guayana. Los frailes Franciscanos de las Misiones Observantes de Píritu, van a ser los responsables del nacimiento y fundación de la casi todos los pueblos del Estado Anzoátegui. 

TESTIMONIO HISTÓRICO 
FRAY IÑIGO DE ABAD
Quien visitó la misión del Caris el día 17 de octubre de 1773 escribió lo siguiente: “Eran tierras fértiles y, que los indios se mantenían de la caza y la pesca, el pueblo tenía 32 familias con unos 120 habitantes. 

DON LUIS CHÁVEZ (Oidor)
De la visita que hiciera en 1783 a los pueblos y misiones de la Nueva Barcelona escribió lo siguiente: “Era un pueblo relativamente grande de indios Caribes, pues tenía 511 habitantes, divididos en 116 familias y alojados en 42 casas embarradas (bahareque) y, 21 sin embarrar (chozas de palma), el pueblo tenía una iglesia, esta fundación data de 1756 a 1761. 

ALEXANDER VON HUMBOLDT (ALEJANDRO DE HUMBOLDT)
A comienzos del siglo XIX específicamente el 13 de julio del año 1800 la misión de el Caris, recibe una importante e interesante visita, se trató de nada menos y nada más que de el famoso naturista e investigador Alemán, nacido en Berlín: Alexander Von Humboldt (Alejandro de Humboldt) quien al respecto de esta visita escribió: “En el pueblo habían más de 500 indios de la nación Caribe, que se distinguían de los demás por su fuerza física e inteligencia y, que tenían una estatura colosal”. • Para comienzos del siglo XVIII pedían los Frailes al Gobernador de Cumaná, la fundación de un pueblo en el río “Lithe” o “Tigre”, donde viven y comercian los extranjeros con los indios Caribes y otras naciones. • A finales del siglo XIX y comienzos del XX ganaderos de los vecinos: Santa María de Ipire, Pariaguán, El Pao, Cachipo, Cantaura y Aragua de Barcelona entre otras, atravesaban la Mesa de Guanipa para llevar ganado y mercancías a Guayana. 


SIGLO XIX COMIENZA LA GUERRA POR LA INDEPENDENCIA DE VENEZUELA 
Después de los sucesos del 19 de abril de 1810 y, declarada la independencia el 5 de julio de 1811 se inicia la “guerra” entre Venezuela y España, en este marco de circunstancias la Mesa de Guanipa y especialmente El Tigre se convierten en travesía obligada para los ejércitos patriotas y realistas, debido a su estratégica ubicación geográfica entre las provincias de Barcelona y Guayana. En algunos libros y registros históricos se menciona a las Montañas de El Tigre como refugio de los patriotas y hato de los Monagas. En el año 1814 después de la fatídica y terrible batalla de Aragua de Barcelona (se perdió la Segunda República) en la cual murieron aproximadamente 4700 patriotas entre civiles y militares, el General José Tadeo Monagas, quien luchaba al lado de Simón Bolívar, recibió un balazo en la rodilla derecha. En la biografía de de este general se narra, que este se retira hacia Maturín con Francisco Bermúdez y Manuel Cedeño; pero en Úrica tienen que enfrentar al ejército del sanguinario José Tomas Boves. En esa batalla los patriotas salieron derrotados, pero lograron dar muerte al “terrible asturiano”. Monagas, muy enfermo se viene a refugiar a los caños y morichales de El Tigre. Después de culminada la guerra y asegurada la independencia de Venezuela con la “Batalla de Carabobo” (24/06/1821) y, luego de separada Venezuela definitivamente de la Gran Colombia (1830), en nuestra región, El Tigre sigue siendo noticia, ya que, en el año 1840 un hacendado español de nombre Teodoro Falcón Campos, quien vivía en la vecina población de Chamariapa (hoy Cantaura), funda un hato en las sabanas de Guanipa que llevaba por nombre Hato El Tigre. Algunos historiadores como Salomón De Lima, colocan a Teodoro Falcón Campos como fundador sentimental de El Tigre. En el transcurso de esa misma década, entre los años 1844 – 1846 el gobierno del General Carlos Soublette, funda la Parroquia Santa Me de El Tigre o San Juan de Santa Me de El Tigre, estuvo ubicada muy próxima a la actual población de Santomé, esta parroquia fue poblada con indígenas Kari’ñas provenientes de la vecina población de Chamariapa (hoy Cantaura). 

LEYENDA CARIBE
Santa Me, este nombre se deriva de una antigua leyenda Caribe, que habla de de la princesa It-Che_Me, que dice: “Dormirá en esta tierra durante muchos siglos y su carne se desintegrará y sus huesos desaparecerán, hasta que llegue el día cuando hombres extraños, venidos de tierras lejanas rompan el corazón de la atierra de donde saltará la sangre negra de las venas de la princesa. Y sus descendientes transformarán en tesoro inapreciable las extensas tierras donde sus restos descansan “. Mas que una leyenda es una profecía, que se cumplió el 23 de febrero de 1933 cuando una empresa norteamericana, perforó el primer pozo de petróleo en suelos de la Mesa de Guanipa. 

SE INICIA LA ETAPA PETROLERA
Antecedentes:  Entramos al siglo XX, y en el año 1918 al sitio conocido como Santa Me, llegan tres extraños personajes, quienes explican a los lugareños en un castellano apenas entendible que eran “geólogos” en busca de agua, toman muestras de tierra y fango de diferentes lugares y se marcharon por donde habían venido. Doce años más tarde regresaron los mismos tres señores con diferentes nombres, pero con la misma intención, el 15 de noviembre de 1932 los norteamericanos: Mr. Brossard y Mr. Gio, armaron sus casas portátiles (carpas de lona) en la encrucijada de los caminos entre Ciudad Bolívar y Barcelona, el oriente y el occidente de la República; todo lo hacían en secreto; pero al poco tiempo se supo que buscaban petróleo. El 02 de febrero de 1932 comienzan los trabajos de instalación de Campo Mesa (como se conoció Campo Oficina en sus inicios). El día 14 seis trabajadores del campamento, construyeron una pequeña “Cantina” a pocos metros del campamento, en donde consumían cerveza y ron, este tal vez, fue el primer local comercial y sitio de recreación del naciente campo petrolero. Instalación del “OG-1” La instalación de la “gigantesca cabria” o taladro, la realizó el Sr. José Narváez, a esta instalación también se le conoció con el nombre de El Derry de la Mesa. La pequeña cuadrilla de trabajadores que comenzó los trabajos en el OG-1, provenía del Estado Zulia y, estuvo integrada por los norteamericanos: Mr. Brossard, Mr. Chio o Mr. Gallo, Jully Mc. Spadden (perforador), Ernest Carter (perforador) y los venezolanos: Ruperto Marcano (capataz), José Narváez, Ramón Alfonso, Luís Rondón, Jesús Cedeño y José Capitillo. 
EL PRIMER CHORRO DE PETRÓLEO
A las 2:30 de la tarde del 23 de febrero de 1933, brotó de las profundidades del suelo tigrense el primer “chorro de petróleo”, que se extraía mecánicamente por primera vez en la Mesa de Guanipa. De esta manera, El Tigre, se convirtió en el primer centro de explotación petrolera del Estado Anzoátegui. 

En el marco de este histórico acontecimiento la fecha del 23 de febrero de 1933 es tomada como fundación oficial de la ciudad de El Tigre. Ernest Carter, fue el perforador que, la medianoche del día 24 recibió de manos de Jully Mc. Spadden la segunda guardia de perforación del OG-1. El primer pozo de petróleo en El Tigre fue bautizado con el nombre de OG-1: La “O” significa oficina e identifica al sitio más cercano a la Oficina de Telégrafos. La “G” identifica a la empresa norteamericana “Gulf Oil Company”. El “1” identifica al primer pozo perforado en esta zona. Otra versión de los hechos Según el cronista de la ciudad de El Tigre, Gustavo Perdomo: “En esa fecha lo único que realmente ocurrió es que el cuadrante de la mesa rotativa de perforación, dio su primera vuelta en el mismo sentido que giran las manecillas del reloj a las 2:30 p.m., pero dicho pozo fue puesto en producción a finales del año 1937 y comienzos de 1938”. (Tomado de: Diario Mundo Oriental, columna Crónica de Mi Ciudad, 25-03-2007).

Los inmigrantes 
La noticia de que había aparecido petróleo en El Tigre, se regó como pólvora por toda Venezuela y, desde los más apartados rincones, comenzaron a llegar inmigrantes de todo tipo: Aventureros, tahúres, casa fortuna y extranjeros de diferentes orígenes: Chinos, árabes, portugueses, italianos, españoles, entre otros. Hombres y mujeres en busca del dinero fácil y de un mejor porvenir. El Tigre, recibía 15 nuevos habitantes y se construían tres casas o ranchos cada 24 horas. Debido al rápido crecimiento poblacional, a las constantes riñas y pleitos callejeros al cabo de tres meses el “caserío” es elevado a la categoría de Comisaría, bajo las órdenes del municipio Freites (Cantaura); cuyo primer comisario fue el señor: Don Ruperto Calatrava, quien muere al poco tiempo de estar en el cargo, lo releva el señor Nemesio Arismendi, mejor conocido como Julián Mejías, quien llegó el día 20 de mayo de 1933 fue nombrado por el entonces presidente de la Asamblea Legislativa del Estado Anzoátegui, Dr. José Francisco Castillo. Esta comisaría estuvo ubicada entre las calles Orinoco y Ricaurte a unos 500 metros del pozo OG-1. 

El OG-1 se va en gas seco
El vertiginoso crecimiento de El Tigre se paralizó temporalmente, cuando el 31 de enero de 1934 al alcanzar una profundidad de 1.884,88 pies, el pozo se va en Gas seco y, tiene que ser desactivado; pero casi inmediatamente el 12 de marzo de ese mismo año se reinician los trabajos de perforación. 

La depresión económica 
La paralización temporal del OG-1 trajo como consecuencia inmediata, que muchos de los que habían llegado, decepcionados se marcharon a otros lugares del país en busca de mejores oportunidades. De esta manera, EL Tigre, sufre su primera “gran crisis económica”; pero en el año 1935 surge la tabla de salvación: El negocio del sexo y el alcohol, entonces el pueblo toma un auge extraordinario, que le va a permitir resistir esta primera “gran depresión económica”. 

Día de Nuestra Señora Del Carmen 
El 16 de julio de 1937 día de Nuestra Señora del Carmen, se produce el segundo “gran reventón de petróleo” en el OG-1, este hecho es tomado por algunos “cronistas” como la verdadera fundación de El Tigre, ya que, a partir de esta fecha es que se produce el verdadero desarrollo industrial de este pueblo (hoy ciudad). La producción inicial del OG-1 fue de 1.237 barriles por día. 

Comienza el desarrollo 
Con la llegada de las empresas petroleras se abrieron caminos y carreteras, que comunicaron a El Tigre con los pueblos vecinos; pero el hecho que más aceleró el desarrollo industrial de esta zona fue la apertura de la carretera El Tigre – Puerto La Cruz, a la vez que se construía el Oleoducto Oficina – Guaraguao (Pto. La Cruz), ambos proyectos fueron ejecutados por la compañía Mene Grande Oil Company, entre los años 1939 – 1940. Más tarde se abrió la carretera El Tigre – Ciudad Bolívar. 

De Comisaría a Municipio 

El 19 de abril de 1939 la Comisaría de El Tigre es elevada a Municipio, siendo nombrado el Sr. Miguel Ángel Mc. Lellan como prefecto. 

De Municipio a Distrito 

El 28 de enero de 1948 el Municipio es elevado a la categoría de Distrito, poniéndosele el nombre del célebre e ilustre maestro del Libertador Simón Bolívar: Simón Rodríguez.

Parroquia Eclesiástica 

El 31 de mayo de 1948 el Distrito Simón Rodríguez, es erigido a “Parroquia Eclesiástica” por el ilustrísimo, Señor, Dr. Críspulo Benítez Fontúrvel (Administrador Apostólico de Guayana). 

NOTA: Es importante resaltar que en 1947 geólogos norteamericanos, denominaron a la cuenca petrolífera más importante del país como “formación mesa”, hoy día mejor conocida como “Faja Petrolífera del Orinoco”. 


Fin de la producción del pozo petrolero “OG-1” 
La voracidad industrial, el libertinaje, la falta de control y la ausencia de un proyecto de desarrollo sostenible por parte del Estado venezolano, aceleró el agotamiento del petróleo en el subsuelo tigrense. La producción final del pozo “OG-1” fue de 1.104.921 barriles de petróleo. En 1964 la empresa Mene Grande Oil Company, cerró el pozo y lo convirtió en “inyector de agua” para un proyecto secundario. 

Segunda crisis económica 
En la década del 60 al 70 El Tigre sufre su segunda “gran crisis económica”, nuevamente muchas familias y profesionales comienzan a emigrar hacia otros sitios de desarrollo en busca de un mejor nivel de vida.

Nos salvó el maní 
A comienzos de 1970 aparece la “siembra del maní” como por acto milagroso y, El Tigre toma un segundo aire en su economía hasta el día de hoy, cuando la Mesa de Guanipa ha sido decretada por el Gobierno Bolivariano de Venezuela como: “Zona Estratégica de Desarrollo Especial”. El Tigre a través de su historia ha tenido sus altos y bajos, etapas que hemos superado con “creces” con valor y decisión, con trabajo y esfuerzo. 

De zona petrolera en 1933 a zona de explotación comercial del “sexo” y el “alcohol” en 1935 y de nuevo a zona petrolera en 1937 para luego pasar a zona manisera en la década de los años 70 y, hoy día, convertida en “ciudad comercial” y generadora de servicios, donde tienen su asiento numerosas oficinas de empresas contratista de PDVSA, además de grandes comercios de todo género lo cual convierte a El Tigre en una especie de “gigantesco centro comercial”, al cual acuden masivamente los habitantes de los diferentes pueblos y ciudades vecinas a surtirse de bienes y servicios. Diariamente, en esta ciudad se produce una espectacular actividad comercial, producto de una “gran población flotante”, que viene a esta comunidad a realizar trámites legales y operaciones comerciales. 

LA CIUDAD
Hoy día en pleno siglo XXI El Tigre cuenta con una población de aproximadamente 300 mil habitantes, distribuidos en unos 120 sectores, que conforman las dos Parroquias en que se divide nuestro municipio: Miguel Otero Silva y Edmundo Barrios. Entre los sectores más antiguos y representativos de nuestro municipio, tenemos al Casco Viejo y Pueblo Ajuro en la parte oeste y, La Charneca (urbanización 23 de enero) en la parte norte. El Tigre es una ciudad alegre y bulliciosa con un pueblo noble, honrado y trabajador, aquí convergen distintas tradiciones culturales como el: Joropo llanero, el calipso trinitario y del callao. Tradiciones margariteñas como el polo, el carite, la burra, el galerón; también los maracuchos dejaron su aporte con la gaita zuliana, además de las tradiciones indígenas con el “mare mare” (kari’ña). Todas estas tradiciones y costumbres han pasado con el tiempo a formar parte de nuestra historia y “acervo cultural”. 

DATOS GEOGRÁFICOS 
El Tigre, Municipio Simón Rodríguez, Estado Anzoátegui, geográficamente está ubicado en la zona centro sur del Estado en plena Mesa de Guanipa, en una “encrucijada” entre Ciudad Bolívar y Barcelona, el oriente y el occidente de Venezuela. 

Límites 
El Tigre, limita por el norte con el Municipio Pedro María Freites (Cantaura), por el sur con el Municipio Independencia (Soledad), por el oeste con el Municipio Sebastián Francisco de Miranda (Pariaguán) y, por el este con el Municipio San José de Guanipa (El Tigrito). 

El clima 
El Tigre, tiene un agradable clima tropical, producto de los vientos alisios del noreste, la temperatura oscila entre 21º C y 36º C. El mes más apropiado para los vientos es marzo con corrientes de aire de hasta 16k/h. Agosto es el mes de menor intensidad eólica con corrientes de 7.5 k/h. Vegetación La vegetación de esta zona corresponde a una típica flora de sabana donde predominan los pastos cortos (pajonales) y, algunos chaparrales. Las zonas más húmedas están en los causes de los ríos donde existe una vegetación de “bosques de galería”, predominando una asociación de palmáceas y morichales. 

Hidrografía
La naturaleza ha sido muy generosa con esta tierra, además de gas y petróleo, dotó las entrañas de este suelo con uno de los reservorios de agua subterráneas más abundantes del país. Nuestra principal “cuenca hidrográfica” la constituye el río tigre, el cual desemboca en el “caño mánamo” en el Delta del Orinoco. 

Topografía 
La topografía en esta zona es plana con escasas pendientes, los suelos de la región son extremadamente áridos, están cubiertos por unos 20 o 30 centímetros de arena de espesor, son muy pobres en sales de potasio y fósforo. La altura sobre el nivel del mar se sitúa entre 200 y 250 metros. La Mesa de Guanipa, tiene una superficie de 6000 mil kilómetros cuadrados y, políticamente corresponde a los municipios: Simón Rodríguez, Aragua de Barcelona, Pedro María Freites, Sebastián Francisco de Miranda y, San José de Guanipa. La superficie total de El Tigre es de 67.016, 75 hectáreas. 

Escribir comentario

Comentarios: 0